Three of a kind (17)

24 octubre, 2005 :: 21:22 | Esto es puro abp

Aunque puede parecer que he estado sin postear casi tres días no es del todo cierto porque he estado posteando en “privado” reformando los tres posts que al final se han convertido en uno porque como indico en el titulo al final este fin de semana ha tenido un trio de buenas películas. Tres en su especie.

La primera fue Tapas, esa pequeña gran joya de Jose Corbacho y Juan Cruz, ya la había visto e incluso ya escribía por aquí cuando lo hice pero no la reseñe por falta de tiempo. Y ahora es el momento.

Tapas (cartel)

Genial película coral de retrato costumbrista, contemporáneo y realista, pero con un realismo que bordea el realismo mágico pero solo para ser mas real que la vida misma. Como su nombre indica nos muestra varias historias, como tapas de domingo, algunas picantes, otra de cerdo, algunas de pescado y otras de refritos, caseras y extranjeras. Pero tapas de a pie de calle, de barrio, no de importación y diseño. Un retrato de un barrio como el mio aunque esta al otro lado de Barcelona.

Cuando vi por primera vez la película, flipe con la poesia y los personajes, me reí con sus juegos de palabras sinagogas y llore (si a veces lloro) con lo triste que es la vida. Pero sobretodo me fui del cine con una idea en la cabeza. Tapas es el episodio piloto de una hipotetica serie de televisión cojonuda, una especie de “Cor de la ciutat”, con esa pareja de Raquel y Edgardo (mujer abandonada por su marido, con relación por internet, con compañero argentino) Cesar y Opo (jóvenes mas reales que cualquier personaje de Al salir de clase, por ejemplo), Mao (el cocinero chino, humilde y filosófico) doña Concha (ahora viuda, ex-camella, pero llena de sabiduría y vida – papel que borda Maria Galiana) y Manolo con su recién recuperada Rosalia (tan egoísta e inculto como lo somos todos dándonos cuenta tarde que el mundo es algo mas que nosotros mismos y lo que pensamos de el)… pero un Cor de la Ciutat charnego y periférico.

La segunda película proviene de una serie de televisión que no tuvo exito (bueno solo cuenta con una temporada) y volví a salir con el corazón palpitando a tope. Por fin una película de entretenimiento adulto lo hace sin insultar al espectador, tratándole de igual a igual y sin esperar que supla con cariño los fallos de guión, dirección o producción.

La película en cuestión es Serenity y su creador es Joss Whedon (creador de la serie Buffy Caza Vampiros, Ángel y la serie de donde proviene esta peli: Firefly) Fui a ver la peli con un grupo de personas que no sabían o nada o casi nada de ella y el aprobado fue general (aunque no con nota, como el mio)

Serenity (Adam Hughes - Portada)

Diálogos inteligentes y realistas, personajes carismáticos y atrayentes (ese capitán Malcom mezcla de Han Solo y Indiana Jones) acción bien dirigida y guionizada (la pelea en el bar es de nota) todo ello con una estetica cutre y sucia aunque también limpia y aséptica cuando hacia falta (heredera de Blade Runner como de Cowboy Beboop y de Star Trek) con cambios de ritmo calculados (estoy de acuerdo con que parecen varios capítulos de televisión unidos) y efectos especiales que no desentonan pero tampoco son el centro de atención (esta claro que tenemos superado que una nave espacial vuele por el espacio, la atmósfera de un planeta y aterrice pero claro se nos pide que creamos en pistolas de rayos y campos de fuerza)

Espero que Serenity no quede como una estrella en el limbo de las películas buenas aunque seria curioso que se convirtiera en una saga de películas al estilo de Star Trek después de provenir de una serie fallida.

Y la tercera en su especie, ha sido la más sorprendente (la primera era un revisionado, la segunda tenia todo mi interés por verla) y no por ello ha sido menos agradable. Tuve el gusto de disfrutar de la ultima película de Isabel Coixet: La vida secreta de las palabras.

la vida secreta de las palabras (cartel)

Es la primera vez que veo una peli de la Coixet y me temia alguna cosa tipo gafapasta pero la verdad es que me encontré con un retrato humano muy bien contado y representado en la pantalla. La única duda (que en parte me resolvieron mis acompañantes de visionado, gracias mnc y mnl) era que si Coixet utiliza lo que utiliza para impactar al espectador o realmente crea una película que se escuda de cuento humano y sentimental para denunciarnos la crueldad y la barbarie humana y lo injusto de nuestra ignorancia y olvido.

Una película compleja que no sabes para donde te va a llevar, que te golpea por olas, dibujando un relato que al final se convierte en circular aunque el punto de llegada es esperazandoramente diferente al de partida.

Por cierto, el protagonista masculino no es otro que Tim Robbins y jo, que grande que es. Las imágenes de sus manos gigantes rodeando la cabezita de la protagonista son tan llamativas que me preguntaba si no habrían usado algún efecto óptico para potenciarlo…

Buen fin de semana de cine, toda una jugada de poker.

Haz un comentario