lectura estival (I) el pintor de batallas (23)

30 septiembre, 2006 :: 11:11 | Esto es puro lletraferit

Un poco tarde empiezo a reseñaros los libros que he leído este verano. La verdad es que lo inicie al poco de publicarse pero por una causa o otra he ido retrasando su lectura y todavía tengo el regusto de que una futura relectura todavía será más agradable.

La historia de un pintor antiguo “fotógrafo de guerras” que intenta crear el “cuadro” definitivo sobre la guerra, el hombre, la vida y la muerte, y que recibe la visita de un “desconocido” que quiere ajustar cuentas matándolo (no os destripo nada que lo comentan en todas las sinopsis del libro y eso ocurre en el primer capitulo del libro)

A partir de hay se genera una historia que va tratando temas (muerte, amor, sexo, amistad, lucidez, locura, soledad, pena, culpa…) a partir de diferentes “escenarios”: el arte, la guerra, la ciencia, la historia.

Y los “escenarios” que priman son la guerra recogida en forma de anécdotas (como “mini-lecciones” de historia) de su época como fotografo-corresponsal de guerra (el libro me recordo en esos momentos a Territorio Comanche del mismo autor y aunque Arturo dice que el protagonista no es él mismo, supongo que utiliza sus experiencias como base para la historia) y el arte (reflejada en la pintura y sobretodo en la pintura de guerras y conflictos)

En este caso, cuando habla de obras de arte lo hace con profusión y recalcando detalles que solo puedes tener en mente si eres un “asiduo” a esos cuadros. Así que sugiero a Alfaguara que haga una edición con “laminas policromadas” de los cuadros que se citan en el libro (y de las fotos) a modo de “extras” en los deuvedes ya que la verdad hace la lectura más interesante. Aunque puede que esa sea la intención del autor, que dejes el libro y te vayas a ver el cuadro del cual habla. De mientras por la red se encuentran algunas “soluciones” interesantes.

Se trata de un libro recomendable aunque me quedo (de la bibliografía reciente del autor) con el Cabo de Trafalgar (que tiene pendiente una reseña propia)

Posdata: Un par de cositas antes de irme.

La imagen que ilustra el post es una foto (supongo que editada digitalmente) de Santa María della Salute y la he colocado porque el cuadro Santa María della Salute, escena nocturna con cohetes de J.M.W. Turner es el utilizado como portada del libro en su edición de Alfaguara.

Y si os fijáis al final del titulo hay un (23), se trata de los post que faltan para el post nº300 y como hago cada cien posts aprovechare para hacer un “alto en el camino” y hablar con el blog :);):P

Haz un comentario