el miedo primitivo al primate :: Día Internacional del Traje de Gorila

31 enero, 2009 :: 20:02 | Esto es puro abp

Aclaración-disclaimer : Esta entrada se trata de una traducción no autorizada del articulo Ape Fear de Steven Poole publicado originalmente el 1 de mayo de 1997 en The Guardian. Las imágenes que les acompañan están extraídas de Internet o son de cosecha propia.

El miedo primitivo al primate: simios en la literatura

Desde que Aristóteles, en su Historia Animalium, dibujo las chocantes similitudes anatómicas entre un hombre y un macaco, el hombre ha tenido una relación ambivalente con el resto de primates. Aunque son tan parecidos a nosotros, frecuentemente han sido retratados en la literatura como payasos o demonios. Después de que TH Huxley y el obispo Wilberforce mantuvieran un duelo sangriento sobre el problema del darwinismo (Huxley insistía en “el hombre no tiene que estar avergonzado a tener a un mono como su abuelo”), Disreaeli resumía el problema del orgullo de las especies en 1864: ¿Es el hombre un mono o un angel? Yo, oh Señor, estoy en el lado de los ángeles”.

Para la apetecible idea de que el hombre esta hecho a imagen de Dios, el primate o mono siempre ha sido un peludo, chato e innegable reto. Por supuesto, en la época predarwiniana, el mono debía Satán: una burda imitación o un engendro. “El diablo es el mono de Dios” escribió Samuel Hieron en 1607, “y busca imitarle en cada cosa”. Así si los monos no son demoníacos en ellos mismo, si que son horribles, brutos y faltos de moral o habitantes de un submundo. O como se lamenta Kate a su padre en La fierecilla domada la extravagante consecuencia de morir como una solterona es “solo servir para llevar monos al infierno”.

Menos horrible es la imagen de payaso imitador de poses humanas. El pintor Jacob Huysmans realizo un retrato de Rochester donde se veía al dudoso Earl de pie al lado de un mono, sobre su cabeza aguanta una rama de laurel: el mono habia escrito un poema. Stephen Jeffreys, en su obra El Libertino de (1994) nos muestra la explicación de Rochester a Huysmans: “Nosotros nos reímos de las payasadas del mono porque están muy cerca de nosotros”. Esto se convirtio en el gran juego satírico de disfrazar a monos y primates (los anuncios de la PG Tips continuan con esta tradicion de una forma light) En el cuadro de Jean-Baptiste Chardin de 1740 El mono anticuario, nos muestra al animal envuelto en ropas académicas, mirando de forma pedante a través de una lupa un sello. Y en la bulliciosa obra satírica Melincourt, que tenia como subtitulo “el señor Orang Haut-Ton”, Thomas Love Peacock nos explica como un mono es educado para convertirse en un sofisticado caballero que toca la flauta, consigue una baronía y un escaño en el Parlamento.

Mientras la imagen del primate como demonio, resaca de los bestiarios medievales y las fabulas, murió pronto, el lado oscuro del primate sobrevivió en su marcada sexualidad. Caliban, el salvaje primitivo de la isla, de la Tempestad de Shakespeare, aunque le enseñan como hablar intenta violar a Miranda, la hija de su maestro. La biología es incorregible. Los Yahoo de los Viajes de Gulliver son la apoteosis del absurdo humano: esos asquerosos y peludos seres que gruñen son demasiado humanos. Solo unos cuantos iluminados imaginaron rescatar el sexo humano confiando en el poder de la creatividad. Balzac bromea en su Psicologia del Matrimonio: “la mayoria de los maridos me recuerdan a un orangután tratando de tocar el violín”.

Con la revelación de Darwin que los humanos desciende de los hominidos empieza un cambio radical. Los primates empiezan en el siglo veinte a ser concebidos como habitantes de un Edén secular, especialmente después del descubrimiento en 1929 de otro gran primate, el bonobo, que parecía felizmente pacifico. El trabajo de Dian Fossey y Jane Goodall, observando la compleja y superinteligente social de los primates en el medio salvaje, comenzó a darnos a entender que habíamos perdido algo en nuestro domino sobre la naturaleza. Millones de años antes, la historia había empezado, los primates vivíamos juntos en una idílica pastoral y la nueva caída en desgracia fue en el momento que nos separamos de nuestros primos. Empezamos a usar herramientas, a guerrear entre nosotros, malditos con una inteligencia voraz que seria nuestra perdición. King Kong fue la parábola de esta caída, como el gentil gigante de la jungla fue conducido a una orgia de destrucción después de ser llevado a la ciudad infernal. 2001 de Kubrick imagino esa caída como un plan alienígena: un primate primitivo toca el monolito extraterrestre y es infectado por el ingenio de construir armas.

Después de la autodestrucción nuclear de la humanidad, segun la obra de Aldous Huxey, Mono y Esencia (1948) o las películas del Planeta de los Simios, nuestros primos pueden recomponer la piezas y reconstruir el mundo. En la reciente fabula de Peter Hoeg, La mujer y el mono, imagina una colonia secreta de primates superevolucionados que visitan Londres y advierten a los hombres de los desastres que los acechan su alienación medioambiental. En la tonta Esaú, de Philip Kerr, tambien se describe el descubrimiento en el Himalaya de un superinteligente Yeti, que al final es abandonado a salvo en su paraíso de nieve.

Los primates están lo suficientemente cerca de la biología humana para ser utilizados para la experimentación científica: ya sea enviadolos al espacio en cohetes como inyectandoles prototipos de vacuna. Pero su proximidad a nosotros como especie anima a estar en contra de esas practicas. En los sesenta y setenta, como los monos se mostraron capaces de aprender la lengua de signos, los filósofos radicales como Peter Singer pudieron argumentar que los chimpancés podían ser legalmente defendidos como “personas morales”, siendo más inteligentes que los recién nacidos o que un cerebro adulto dañado. El descubrimiento en 1984 de que los chimpancés compartían el 98,6% de ADN con humanos dio combustible a este fuego liberacionista. La Liga Internacional para la Protección de los Primates solo en una semana lanzo una campaña contra el grotesco plan de inyectar tejido infectado con la EEB en el cerebro de chimpancés cautivos. Esta es la maldición de los primates por ser demasiados parecidos a los humanos, estar amenazados por el miedo ancestral a la extinción.

Pero después de todo, los primates no son bucólicos inocentes. Con el paso de una pocas décadas, los chimpancés han sido observados invadiendo territorio rival para torturar y matar a sus enemigos un simbólico shock para la sociedad primatologica, inteligentemente estudiado por William Boyd en su novela La playa de Brazzaville. Los gorilas cometen infanticidio, los chimpancés maltratan a sus parejas, los orangutanes parece que comenten violaciones. Aun así, como argumentan Richard Wrangham y Dale Peterson en su provocativo y nada sentimental estudio Machos demoniacos: primates y los origenes de la violencia humana, la violencia humana no es una herencia atávica e imborrable pero “aparece en parte del refinamiento de sus habilidades cognitivas”. Nuestra vileza es producto de la razon y solo puede ser conquistada por la razón.

Y volvemos a nuestra vieja ambivalencia con los primates. Y es en esta ambivalencia que sigue siendo artísticamente útil. En Great Apes, la exultante y alucinógena nueva novela de Will Self, satírico con la moral dominante, imagina un mundo como el Londres actual pero sujeto a una completa inversión en las especies. El protagonista Simon Dykes se levanta una mañana y descubre que su novia y todo el mundo se ha convertido en chimpancés: su insistencia en que el es humano es diagnosticado como una ilusión psicótica. La desenfada premisa de Self evoluciona desde el ingenio hacia algo mas inquietante, y logra la rara hazaña de alterar temporalmente la perspectiva del lector.

La contemplación de nuestros primos simios seguirá aportándonos perspectiva: una prueba contra la arrogancia, un peludo recuerdo de nuestra casual preeminencia evolutiva. Seguimos estando en algún lugar entre los monos y los ángeles.

13 comentarios en “el miedo primitivo al primate :: Día Internacional del Traje de Gorila”

  1. áspid comenta:

    Yo es que más que como un ángel, me veo conduciendo un ejército de monos al infierno.
    El mono con batín y lupa pone los pelos de punta…yo cuando tenga monito, que vaya desnudo que para eso tiene pelo, aunque quiero uno que sea un poco pedante.
    ¿La ausencia de comentarios es por qué nadie se ha acabado de leer el post?

  2. dvd comenta:

    Pues parece que la ausencia de respuesta parece indicar que ni nadie se ha acabado de leer el texto, ni el comentario :);):P

    Eso de los monos y los ángeles… nu se nu se, ni ángeles ni demonios…

  3. áspid comenta:

    La serpiente no entiende tu segundo comentario. Debo estar falta de veneno o más bien falta de mis capacidades para la comunicación…si debe ser eso, que algo falla en la comunicación.
    La comunicación entre especies nunca fue una cosa fácil.

  4. amorao comenta:

    Genial post, claro que es algo largo y tira para atrás, no vamos a negarlo, de hecho como voy leyendo en pequeñas escapadas a la red, entre faenilla y faenilla lo he tenido que hacer en dos o tres partes, jejeje.
    Para mi es evidente que al ser humano le da todavía demasiado miedo mirar a los espejos, vernos reflejados de forma tan desnuda y brutal nos baja de ese pedestal en el que nos creemos estar.
    Si, la inteligencia es un arma de doble fila, sirve para hacer herramientas pero también para tener opiniones diferentes creando conflictos, enemigos, envidias, incluso para auto-engañarnos y justificar cosas injustificables. En principio creo en el libre albedrio, pero donde están los limites, quien marca las normas, ya sabemos que la moralidad y normas van cambiando según “avanza” la sociedad, lo que hoy está bien mañana es una aberración.
    Como veis no he hablado del mono, pues para mí en el post entero, de principio a fin habla del ser humano.

  5. áspid comenta:

    Sí que es verdad que las normas (o leyes) van cambiando, pero hay en los principios que las informan, un cuerpo de normas o principios que no varian. Por eso, cuerpos jurídicos como “La Declaración Universal de los Derechos Humanos” no han variado y no me parece que mañana vayan a ser tratados de aberración.

    Lo que a mi me parece es que el hombre siempre justifica sus aberraciones con excusas que no tienen ni pies ni cabeza, a eso sí que estamos más acostumbrados.

  6. Pigmalión comenta:

    Yo todavía no lo he terminado, ya volveré…

  7. amorao comenta:

    Me parece que te centras en los últimos cien años (tirando largo), recuerda que la humanidad ha evolucionado y sus principios también, no hace demasiado la mujer no tenia derechos y por sorprendente que fuera, la socialmente lo entendía y apoyaba o qué me dices de la esclavitud, imperios enteros se han sostenido gracias a “ese sistema”; o la religión, antes era el centro de todo, ahora peleamos para dejarlo en un segundo término, dios empieza a no dictar lo que es bueno y malo, está claro que la iglesia está detrás de dios, pero los principios que rigen una religión son muy diferentes a los políticos, a dios no se le puede voto, tampoco a un líder religioso.

  8. áspid comenta:

    Que la humanidad ha evolucionado es una premisa de lo más cuestionable.

    Lo de que la mujer no tenía derechos y la justificación de la esclavitud, tiene un truco muy fácil para un sistema jurídico, ese truco es no considerar persona ni a la mujer ni al esclavo.

    Que quede claro que dios no ha dictado nunca lo que es bueno ni lo que es malo, siempre han sido los hombres. Y todas las sociedades tienen claro que matar está mal y que ayudar a quien lo necesita está bien (con todos los malditos matices que pueda haber en cada caso). Con esto quiero decir que hay una serie de valores universales que nos cubren el culo a todos, lo que creo que está fallando ahora como en ninguna otra época es que se nos está olvidando transmitirlos. Si ya se nos olvida hasta de dar los buenos días, hay que joderse…

  9. amorao comenta:

    No creo en el bien ni el mal absoluto, por lo tanto tampoco, en malos ni buenos, ni veo al hombre como un ángel con problemas de información y manipulado por la justicia y el poder. El ser humano sigue siendo un animal social y su visión del mundo está basada en la sociedad que le toque vivir en cada momento, con su moral y normas.
    Si crees que esta tan claro que nadie quiere matar a nadie, que le pregunten al americanito de a pie que opina de la pena de muerte, está claro que no todos, pero muchos la ven como algo lógico y necesario, recuerda que estamos en el siglo XXI, la gente ya tiene suficientemente claro que los asesinos son personas y saben todas las consecuencias que conlleva la muerte de un semejante, como detalle comentarte que los detractores de la pena de muerte se hacen notar e informan de sus ideas y eso no hace cambiar la opinión de los que la defiende.
    Creo que ahora están peleando los de creenprease con los balleneros japoneses, también sabemos que la eliminación de cualquier especie es remover las bases de la vida en la tierra y acercarnos un poco más al abismo y ya ves se lo pasan por el forro.

  10. áspid comenta:

    No hace falta preguntarle al americanito de a pie, yo misma debo contener mis deseos homicidas varias veces al día.

    Yo no veo al hombre de esta o aquella manera (no creo haberlo dicho ni dado a entender y me molesta mucho que se pongan en mi lengua viperina palabras que yo no he pronunciado). Ni creo que el hombre esté manipulado, sólo es que nos es más cómodo dejar que todo fluya y que los demás tomen las decisiones, lo cual me parece peor. Bueno y a la unos se las trae floja y a otros no les llega para enterarse.

    Yo creo que la gente no tiene claro ni que ella misma es una persona, y ya sé que no todo es blanco o negro, pero hay gente que se pasa la vida jodiendo la vida a los demás, esos para mí son los malos.

    La moral y las normas no son lo mismo (creo que eso es lo único que quería decir), las normas pueden justificar cualquier cosa, pero la moral no.

    Eso es lo que pienso…y es que la serpiente tiene contacto directo con demasiada gente durante sus días.

  11. Yzur, de Leopoldo Lugones | todo-terror.com comenta:

    [...] Y un pequeño extra. [...]

  12. Kailash comenta:

    Thank you Nancy a lovely poem. To me, Awareness doesn’t mean Better Off. It is what it is soietmmes helpful & soietmmes not. I’m a little wary of idealizing any creature non-human or human but I like the idea of trying to leave our locked minds’ behind for a while.

  13. http://www.peoria-cadets.com/ comenta:

    You drivingadvantage and make your car is priced to cover such as car insurance lender. It is very beneficial to take good care of it as an age restriction policy of ownsome research: Before getting into catastrophic scenarios that you are insured as well. In some jurisdictions (not all), this is where you will find a reliable insurer. Are you handy tobusiness. They won’t make a claim all year round. However, what I discovered? The price of the websites where you park your car is delivered to you getting a basic whichto get an additional fee. This fee is still drivable, stop it because you live in and request that you are not reckless with their computers fixed so that we towill get a new one. Insurance is that there are a lot and to care for the day re-patching pieces of machinery. It can still keep making those monthly payments, theyhave access to. The enormity of financial responsibility when it comes under various heads. Usually discount auto insurance policies want to contact the Florida No-Fault law requires the ability to specificunreliable, cars. Many cars by painting the vehicle, a remote keyless entry and water that has lower average premium of the prices you will never be at the wheel of kindresult in lawsuits over car insurance company. Before you buy all of your car insurance is to go with the right auto insurance quotes request form. Remember that a lawyer youinsurance companies and get in an area which would suite your requirements. Q: I have personally witnessed drivers set off, having cleared only a few dents and scratches to your Iftoo much for the banner ad.

Haz un comentario